esnlenfrdeitpl

Los grupos de defensa de la vida humana y los derechos de los pacientes en el Reino Unido han alertado de la decisión tomada por un juez del Reino Unido, que ha dejado establecido mediante sentencia que no es necesaria una orden judicial para desconectar a un paciente vegetativo.

Según la decisión tomada por el juez Justice Jackson, se podrá retirar la alimentación y la hidratación de aquellos que estén en un “estado permanente vegetativo“, que hasta ahora necesitaban el visto bueno del juzgado incluso si los médicos y los familiares del paciente estaban de acuerdo.

Con el precedente de esta sentencia terminarán primando criterios económicos por encima de la dignidad de la vida humana.

El doctor Peter Saunders, de la Care not Killing Alliance, considera que esta decisión judicial “establece un peligroso precedente y dede ser recurrida”, por lo que acudirán a los tribunales, informa LifeNews.

Saunders explica que con esta decisión “ahora será más probable que los pacientes gravemente dañados en el cerebro se mueran de hambre o se deshidraten hasta morir en su supuesto mayor interés. Sobre estas decisiones pesarán cada vez más los intereses ideológicos o financieros”.

Es decir, el criterio crematístico terminará primando sobre criterios médicos, intereses espurios sobre la salud del paciente y la dignidad de toda vida humana.