esnlenfrdeitpl

Uno de los momentos más emotivos que tendrá el Papa Francisco durante su visita apostólica a Colombia, será el encuentro con los jóvenes el 7 de septiembre en Bogotá.

Marcado por la alegría que tanto caracteriza a la juventud, ocurrirá alrededor de las 10:00 a.m., cuando unos 22 mil chicos y chicas den la bienvenida al Pontífice en la Plaza de Bolívar. El Sucesor de Pedro saludará a la multitud de jóvenes desde el papamóvil mientras va camino a la Catedral Primada, donde se encontrará con Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, patrona de los colombianos. Ya a las 10:50 se asomará desde el balcón del Palacio Cardenalicio, donde impartirá su bendición.

Para este acontecimiento, que ya llena de entusiasmo a los jóvenes, se está llevando a cabo un proceso de preparación espiritual con catequesis en cada una de las vicarías episcopales territoriales de la Arquidiócesis de Bogotá y en las diócesis cercanas.

"Los jóvenes son Iglesia", "El Pastor y sus ovejas" y "Demos el primer paso para ser testigos", son los temas que vienen abordando los jóvenes durante las catequesis, que tienen por objeto propiciar la reflexiona sobre el compromiso de la juventud en la Iglesia, profundizar en el conocimiento del Buen Pastor y también en el Santo Padre como sumo pastor de la Iglesia, y de la importancia de la visita apostólica del vicario del Cristo.

"Se percibe mucho compromiso, mucha emotividad. La gente se siente muy comprometida con este encuentro y, obviamente, en ese compromiso se ve que están participando, están viviendo a los talleres (...)", comentó Janeth Rivera Parra, de la Vicaría Episcopal Territorial del Espíritu Santo, al ser entrevistada por la Oficina Arquidiocesana de Comunicaciones.

Cada una de estas catequesis se desarrolla por medio de talleres que incluyen lecturas de reflexión, documentos del Papa Francisco, preguntas y la construcción de un signo.

"Los talleres nos han permitido sensibilizarnos y reflexionar acerca de la importancia de la venida de nuestro Papa", comento Marta Cárdenas, una de las jóvenes que estará presente en la Plaza de Bolívar el 7 de septiembre.

"Se nota una presencia de jóvenes que es hermosa. Y uno dice: ‘nosotros los jóvenes somos el futuro de nuestra madre Iglesia'", aseguró Daniel Alfonso Vargas, Teólogo y uno de los catequistas que actualmente forma a los jóvenes.

Además de la preparación espiritual, los chicos y chicas también alistan una colorida coreografía para recibir al Obispo de Roma, en la que utilizarán unas manos gigantes con los colores patrios de Colombia: amarillo, azul y rojo. La composición artística se hará con el himno oficial de la visita apostólica "Demos el primer paso".