esnlenfrdeitpl

En Navidad los colombianos estamos llamados a reconciliarnos con Dios y con nuestros hermanos, así lo manifestó el cardenal Rubén Salazar Gómez.
El purpurado afirmó que Navidad es el tiempo para que el niño de Belén llene nuestro corazón, lo transforme y lo vivifique.

También recordó que Navidad es la fiesta del amor misericordioso de Dios con nosotros, porque nos transforma, nos hace sus hijos y nos reconcilia.

En ese marco invitó para que dejemos de lado la invasión del comercio y la publicidad y que Navidad sea el tiempo de oración, reflexión y conversión.

Finalmente animó para que en Navidad no sólo nos reconciliemos con Dios, sino que también seamos agentes de reconciliación.