esnlenfrdeitpl
Con motivo de la celebración del Corpus Christi, la Fundación Canto Católico presentó su nuevo trabajo musical que revitaliza el tradicional himno eucarístico “Adoro te devote” de Santo Tomás de Aquino.

Se trata de uno de los cinco himnos que compuso el santo a pedido del Papa Urbano cuando estableció la Solemnidad del Corpus Christi en 1264.

Contiene siete estrofas que hablan del misterio de la Eucaristía. Se desconoce cuándo fue musicalizado y la identidad del compositor.

“Tratar de hacer un arreglo que mantenga el espíritu original de la canción, pero que a la vez sea capaz de revitalizarla en el contexto del siglo XXI, ha sido verdaderamente un difícil desafío”, dijo Juan Pablo Rojas, miembro de Canto Católico.

El encargado del arreglo musical explicó a ACI Prensa que el equipo se propuso “no intervenir en nada la melodía original”, para que cualquiera que conozca el canto pueda “reconocer inalterado el inconfundible trazo maestro que ha resonado durante siglos en los templos del catolicismo”.

En la armonía, la intención fue “darle vida para el hombre de la actualidad”; y para ello tomaron “prestados elementos de lo antiguo y de lo nuevo, constituyendo así continuidad y novedad”.

El primer aspecto, lo antiguo, se ve representado en el uso del latín, lengua original del poema; y el uso del órgano, un instrumento tradicional en la liturgia romana.

El segundo, lo actual, se muestra en el uso de la guitarra, que fue admitida en la liturgia hace menos de un siglo; el uso del ensamble de cuerdas y el estilo del canto, “que no es ejecutado por un coro lírico, sino más bien popular”.

“Las tres primeras exposiciones del tema son acompañadas por acordes propios del clasicismo. La cuarta exposición, en cambio, recurre a una técnica más moderna”.

En la quinta estrofa se recurre a la modulación, “un aspecto moderno que ayuda a la sensibilidad contemporánea a mantener la atención, en contraste con la sensibilidad monacal, que no requiere de modificaciones exteriores para guiar la concentración hacia la riqueza oculta de las cosas simples”.

El video musical muestra el Cuasimodo, una expresión de religiosidad popular chilena en la que los denominados “cuasimodistas” salen a las calles para acompañar al sacerdote a dar la Comunión a personas enfermas y postradas en cama.

El director ejecutivo de Canto Católico, Francisco Val, explicó que “la clave de interpretación del video es el misterio de la presencia de Dios en el que insiste el himno de santo Tomás (Dios escondido, Jesús velado, oculto)”.

“Por eso hacemos hincapié en que el Santísimo aparezca siempre ‘entre velos’: tras las banderas, el paño sobre el cáliz, las vestimentas de los cuasimodistas, etc”, indicó.

Por otra parte, hay una intención de “mostrar a una Iglesia en salida, en movimiento, que estimule en los fieles esa dimensión de la vida Eucarística: el Señor que sale al encuentro del enfermo, del pobre, del necesitado”.

La Fundación Canto Católico tiene como objetivo rescatar, renovar y fomentar la música católica a través de la consolidación de una plataforma digital que permita intercambiar y enriquecer la experiencia del canto que realizan los coros parroquiales y motivar la participación de la asamblea en Misa.