De acuerdo con el coordinador del Programa Binacional para la Educación Migrante, especialmente activo en Tijuana y Mexicali, donde ha nacido una especie de Little Haití, un grupo de siete menores haitianos ha sido integrado en el sistema educativo de la Baja California. Cuatro niños han sido matriculados en la escuela primaria y dos secundaria, además de una pequeña en la escuela de infantil.

En Baja California, en la actualidad unos 60 menores haitianos tienen la oportunidad de integrarse en el sistema educativo y sus familias han decidido quedarse en Tijuana y Mexicali.

Se pide el certificado de nacimiento de los niños, y si no tienen, también se acepta una tarjeta con su nombre, el de sus padres, la fecha de nacimiento y la firma de los padres. De los 54 mil niños registrados como extranjeros en todo el sistema educativo, 33 mil de ellos en Tijuana. Para los haitianos, como para los niños chinos o americanos, que ya forman parte del sistema de educación pública, el verdadero reto es el idioma.