esnlenfrdeitpl

Massiel Moreno sufre una discapacidad por culpa de que su madre biológica intentó abortarla cuando esta no tenía más que unos meses de vida intrauterina. Algo fallo en ese asesinato legal y Massiel nació pero las secuelas físicas se quedaron para siempre.

Fue dada en adopción, ha tenido una vida dura, pero Massiel es feliz, y a pesar de todas sus dificultades ha querido ser madre contra el consejo de todos los médicos que la trataron, y ahora, junto a su hija de ocho meses, defiende la vida en cualquier circunstancia.

Y es que como alegó la propia Massiel ante la Comisión de Salud del Senado de Chile en 2016, ¿quién defendió sus derechos cuando estaba en el vientre materno? ¿quién trató de impedir que no tuviese esta discapacidad? Ella desde luego lucha porque el resto de no nacidos no sufran lo mismo que le pasó.