esnlenfrdeitpl
Yo soy amigo de Lolo. Manuel Lozano Garrido, Beato de la Iglesia católica y periodista vivió su fe desde un punto de vista gozoso como sólo pueden hacerlo los grandes. Y la vivió en el dolor que le infligían sus muchas dolencias físicas. Sentado en una silla de ruedas desde muy joven y ciego los últimos nueve años de su vida, simboliza, por la forma de enfrentarse a su enfermedad, lo que un cristiano, hijo de Dios que se sabe heredero de un gran Reino, puede llegar a demostrar con un ánimo como el que tuvo Lolo.

Leer más...

Apenas leo nada de lo que escriben los obispos. Si acaso, alguna cosa de D. Carlos Osoro por aquello de que es mi arzobispo, y poco más. Tendrán que reconocerme que la inmensa mayoría de lo que escriben corresponde a lugares comunes, frases hechas y la nada con sifón. Alguna excepción hay, pero eso, excepciones del todo excepcionales, y en esos casos ya se encargan los medios de comunicación de destacar el hecho, ya que todo documento episcopal que saque ronchas en la prensa es que es de los buenos y trata de llamar a las cosas por su nombre.Pues bien, si la cosa de los obispos me trae bastante al fresco, y como yo a la inmensísima mayoría de los creyentes, imaginen lo que me importa lo que el secretario de la conferencia episcopal pueda soltar en una rueda de prensa.

Leer más...

Una carta franca. Descarnada, como pocas veces se ha leído con la firma de un Papa. Francisco la dirigió a los obispos de Chile. En ella, reconoce por primera vez que se equivocó gravemente en el caso del obispo de Osorno, Juan Barros, pupilo del sacerdote abusador Fernando Karadima y acusado de encubrir sus ataques sexuales contra menores. Tras estudiar el informe realizado por el arzobispo maltés, Charles Scicluna, concluyó que los testimonios de las víctimas son verdaderos. Por eso les pidió perdón. Dijo haber actuado con “falta de información veraz y equilibrada”. Y anticipó que recibirá pronto a representantes de todos los afectados.

Leer más...

Río de Janeiro es una ciudad militarizada. Y la tensión social se encuentra por las nubes, sobre todo tras el violento asesinato de la concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), Mirelle Franco. Mientras la conferencia de obispos del Brasil guarda silencio sobre el homicidio y la intervención de las fuerzas públicas, el Papa irrumpió con un sorpresivo llamado a los familiares de la activista muerta. Apenas unos días después, el cardenal Orani Joao Tempesta siguió sus pasos. En un simbólico gesto, confortó a los familiares de Franco y a los de su chofer. Pero no se quedó ahí, quiso tener también un detalle con un policía retirado.

Leer más...

Ríos de gente. Marchas pacíficas, con una consigna: “salvemos las dos vidas”. Este Domingo de Ramos, las principales ciudades de Argentina se vieron sacudidas por multitudinarias marchas. Jóvenes, adultos, niños, ancianos, familias enteras. Justo cuando comienza a debatirse en el Congreso Nacional una controvertida ley para la despenalización del aborto. La convocatoria desbordó a todos los actores. Pocos apostaban a semejante demostración de fuerza, en un país donde “la calle” siempre fue monopolio de otros colectivos políticos.

Leer más...

Una “firme reprobación” a la “injustificable violencia”. El Papa condenó así el violento ataque con bomba que esta semana sacudió la zona de Mataje, al norte de Ecuador, y que la prensa atribuye a una oleada de narcoterrorismo. Una plaga que crece cada vez más y ha obligado al gobierno de Quito a declararla como “problema nacional”. En los últimos dos meses grupos ilegales armados perpetraron unos cuatro atentados.

Leer más...